«Sestrenka, mi hermana pequeña» (2019) de Aleksandr Galibin. (RUSIA-UCRANIA)

FICHA TÉCNICA

Producida por Dmitriy Fiks &Mikhail Kurbatov, producción de Motor Film Studio & Russian Ministry of Culture, guión de Aidar Akmanov (basado en la novela de Mustai Karim), fotografia de Mikhail Agranovich, musica de Ilya Dukhovnyy, montaje de Igor Medveved, vestuario de Yana Bouden, dirección artística de Vyacheslav Vidanov

FICHA ARTÍSTICA

Intépretes: Arslan Krymchurin, Marta Timofeeva, Usuf Rakhmetov, Ilgiza Gilmanova, Sulpan Abdrakhimova, Rauis Zagitov, Vitally Sally

Género: Drama infantil. Duración: 1 hora 25 minutos

ARGUMENTO

O1944. Sairanovo, una poble y pequeña villa soviética situada en la República de Bashkina. Allí vive Kunbike Khaidarova, una mujer joven que tiene un niño de seis años llamado , Yamil. El pequeño echa mucho de menos a su padre, que se marchó a luchar contra los nazis. Precisamente será el quien salve a una niña de la muerte mientras lucha en Ucrania y la pequeña Oksana acabará siendo acogida en plena guerra por madre e hijo como si fuera un miembro mas de la familia.

CRITICA

Aleksandr Galibin es un actor sovietico y ruso conocido por interpretar al maestro en las miniseries «The Master» y Margarita»(2005). Su carrera como actor abarca mas de cuatro decadas y abarca papeles como el del Zar Nicolas II en «Los Romanov: Una familia imperial» (2000). Nació en Leningrado. Su primer trabajo como actor fué en «El teatro de tu creatividad» dirigido por Matvey Dubronin. En 1973-77 estudió actuación en el Instituto estatal de artes rusas. En 1977-79 fue actor en el «Teatro Komissarjevsky». Debuto en el cine en 1976, y ha simuneado el cine con trabajo en series y miniseries. Debuto como director de cine con «40» (2007), y luego ha realizado la tv-movie «Zolotaya rybka» (2017), «Sestrenka, mi hermana pequeña» (2019) y «Marusya Foreva1» (2021). De el solo he visto «Sestrenka, mi hermana pequeña» (2019), la cual me ha sorprendido gratamente. El film está dirigido con buen pulso, el guion es bastante bueno, la fotografia y musica muy bonita, el montaje bien hilado y está muy bien interpretado. El film tiene un ritmo sereno y es enormemente humano y emotivo y optimista, con reflexiones muy valiosas sobre la guerra, la familia, la amistad, la esperanza, la infancia, etc……Recomendable para gente sensible.