«El hombre y el monstruo» (1931) producida y dirigida por Rouben Mamoulian (USA)

FICHA TÉCNICA

Producción de Paramount Pictures, guión de Samuel Hofenstein & Percy Heath (basada en la novela «El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde» de Robert Louis Stevenson), fotografia de Karewl Strauss (B/N), musica de Hermand Hand & Johan Sebastian Bach, montaje de William Shea, dirección artística de Hans Dreier, vestuario de Travis Banton, maquillaje de Norbert A. Miles & Wally Westmore

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Fredic March, Miriam Hopkins, Rose Hobart, Holemes Herbert, Halliwell Hobbes, Edward Norton, Temple Pigott

Género: Terror decimonónico. Duracción: 1 hora 32 minutos. Duraccón: 1 hora 32 minutos

ARGUMENTO

Londres (Inglaterra), finales del siglo XIX. El joven, respetado y visionario ciéntifico Doctor Henry Jekyll, experimenta en si mismo una formula capaz de disociar los dos lados del alma humana, el bueno y el malo, creando la terrible personalidad de Mr. Hyde. Este acto tendrá funestas consecuencias.

CRITICA

Rouben Mamoulian (1897-1987) fue un director de cine armenio-estadounidense y director teatral. Nacido en Tbilisi (Georgia) durante la epoca zarista, en el seno de una familia armenia. Tras pasar su primera infancia en París, estudió arte dramático en Moscú, traslandándose a Londres en 1922 para empezar su carrera como director de escena, pero no tardo ni un año en trasladarse cerca de Nueva York (USA) para continuar su carrera como director teatral y tambien de opera. En Broadway coordinó producciones como la famosa «Porgy and the Bess» (1929), co-dirigida con George Gerhwin. Ese mismo año debuto como director de cine con la comedia musical «Aplauso» (1929), una de las primeras cintas sonoras y que sentaron las bases para el musical moderno. En 1931 realizó «El hombre y el monstruo» (1931) personal version de la obra de Robert Louis Stevenson «El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde» (1931), con gran exito y Oscar al mejor actor. Luego dirigió el film de cine negro «Las calles de la ciudad» (1931) con Gary Cooper, Sylvia Sydney y Paul Lukas; la comedia musical «Amamé esta noche» (1932) con Maurice Chevallier y Jeanette McDonald; el drama romántico «El cantar de los cantares» (1932) con Marlene Dietrich y Brian Aherne, el drama histórico-biografico «La Reina Cristina de Suecia» (1933) con Greta Garbo, el drama romántico decimonónico «Vivamos de nuevo» (1934) con Anna Stern y  Fredric March; el drama de epoca «La feria de las vanidades» (1935) con Miriam Hopkins y Frances Dee, la comedia musical de aventuras «El alegre bandolero» (1936), el western musical «La furia del oro negro» (1939) con Irenne Dunne y Randoph Scott, el drama basado en Clifford Odets «Sueño dorado» (1939) con William Holden, Barbara Stanwyck, Adolphe Menjou y Lee J. Cobb, la pelicula de aventuras «El signo del zorro» (1940) con Tyrone Power, Linda Darnell yt Basil Rathbone, el drama romantico-taurino basada en novela del español Blasco Ibañez «Sangre y arena» (1941) con Tyrone Power, Linda Darnell y Rita Hayworth y la comedia romantica «Anillos en sus dedos» (1942) con Henry Fonda y Gene Tierney. Tras el fallido intento de realizar «Laura» (1944), abandonadno el rodaje poco despues de empezar por diferencias con el productor y realizado magistralmente por Otto Preminger, se volco en la dirección teatral con obras musicales de enorme exito. Tras el musical «Summer Holliday» (1948), basado en una obra teatra de Eugene O’Neil, que no tiene mucho exito, no vuelve al cine hasta 1952 , cuando el productor David O’Selznick llema para reeditar el film británico «Corazón salvaje» (1950), añadiendo nuevas escenas escritas y dirigidas por Mamoulian. Se resació con «La bella de Moscú» (1957) con Fred Asteire y Cyd Charisse, clasico del musical y remake de la comedia «Ninotchka» (1939) de Ernst Lubitch. Los intentos de continuar su carrera fueron infroctuosos, siendo despedido de los rodaje de «Porgy and the Bess» (1959) y «Cleopatra» (1963), sustituyendole Otto Preminger y Joseph L. Mankiewicz. Retirado del cine, se dedico a la direccion teatral hasta abandonarla a principios de los años 70. Murio en Woodland Hils (Hollywood) en 1987. De Mamoulian he visto 6 de sus peliculas y me parece un gran director. «El hombre y el monstruo» (1931) fue uno de sus mejores exitos y está considerado la mejor version sobre la famosa y gran novela de Robert Louis Stevenson. La pelicula goza de una gran dirección, un espléndido guion, una maravillosa fotografia (con algunos inusuales y efectivos movimientos de camara), una preciosa musica, un montaje muy bien hilado y unas grandes interpretaciones, sobretodo de Fredric March. La pelicula tiene momentos muy inquietantes, los efectos visuales y de maquillaje son muy efectivos, se mezcla muy bien el terror y el drama, aunque tiene algunas licencia argumentales es fiel al espiritu de la novela y tiene reflexiones muy valiosas sobre la naturaleza del bien y del mal, la soberbia cientifica, la tentación de ser Dios, las convenciones sociales, la violencia, el amor, etc……Para amantes del gran cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *