«Johnny O’Clock» (1947) de Robert Rossen. (USA)

FICHA TÉCNICA

Producida por Milton Holmes, produccíon asociada de Edward G. Nealis, producción de J. E. M. Productions, guión de Robert Rossen (basada en una historia de Milton Holmes), fotografia de Burnett Guffey (B/N), musica de George Dunning, montaje de Al Clark & Warren Low, dirección artística de Stephen Gooson & Cary Odell, decoración del set de James Crowe, vestuario de Jean Louis

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Dick Powell, Evelyn Keyes, Lee J. Cobb, Ellen Drew, Nina Foch, Thomas Gomez, John Kellogg, Jim Bannon, Mabel Paige, Phil Brown

Género: Cine negro. Duracción: 1 hora 35 minutos

ARGUMENTO

En el casino propiedad de Johnny O’Clock un jugador ha muerto por los disparos de un un policia que ha desaparecido. Dias después, la encarcaga de guardarropa se suicida aparentemente aunque las pistas apuntan a que ha sido asesinada. Todo parece guardar relación con un gangster al que el detective encargado del caso quiere atrapar y, para ello, necesita la ayuda de Johnny

CRITICA

Robert Rossen (1908-66) fue un director, productor y guionista estadounidense. Nació en Nueva York en el seno de una humilde familia judia provenientes del Imperio ruso y fué educado en la fe judia porque su padre era rabino. Creció en el Lower East Side neoyorquino. En su juventud fué boxeador pero despues dejó esta ocupación y sus estudios universitarios para escritor y director teatral en los años 30, donde representó principalmente obras de contenido social y político a la que ingresaba en el partido comunista americano. A partir de ahí escribio guiones de grandes peliculas como «La mujer marcada» (1937) de Lloyd Bacon, , «Los violentos años 20» (1939) de Raoul Walsh, «El lobo de mar» (1941) de Michael Curtiz, «Un paseo bajo el sol»» (1945) y «El extraño amor de Martha Ivers» (1946), ambas de Lewis Milestone, etc……Debutó como director con el noir  «Johnny O’Clock»(1947), y el magnífico drama sobre boxeo «Cuerpo y alma» (1947) con John Garfield, Lili Palmer, Hazel Brooks, Anne Revere, William Conrad, Joseph Pevney y Lloyd Gough. Este film estaba escrito por Abraham Polonski, un simpatizante comunista. Eso hizo que Rossen empezara a ser visto como un peligroso personaje izquierdista pese a que habia dejado de serlo en 1945. En 1949, en plena epoca de las testificaciones en las sesiones del Comite de actividades antinorteamericanas, realizo el gran drama político «El político» (1949) con Broderick Crawford, John Ireland, Joanne Dru, Mercedes McCambridge, y Shepperd Strudwick. El film obtiene un gran exito, ganado Rossen el Oscar a mejor pelicula y Broderick Crawford y Mercedes McCambridge los Oscars a mejor actor y actriz secundaria. Tras rodar el drama taurino «Toros bravos» con Mel Ferrer, Miroslava y Anthony Quinn, en 1951 fue llamado por el Comité para testificar. En la primera intervencion no tuvo que hacerlo pero el boicot de todos los Estudios le llevó a aparecer en 1953 para dar el nombre de varios personajes de la industria con pasado comunista. Despues de esto se marchó a Europa (en concreto a Italia y España) para rodar el drama «Mambo» (1954) con Silvana Mangano, Michael Rennie, Vittorio Gassman y Shelley Winters y el drama  histórico «Alejandro el magno» (1956) con Richard Burton, Fredic March, Claire Bloom, Danielle Darrieux, Barry Jones, Harry Andrews y Stanley Baker, en las Islas Barbados el drama racial y romantico «Una isla al sol»(1957) con James Mason, Joan Fontaine, Dorothy Dandridge, Joan Collins, Michael Rennie y Harry Belafonte y en Mexico el western «Llegaron a Cordura» (1959) con Gary Cooper, Rita Hayword, Van Heflin, Tab Hunter,  y Richard Conte. Volvio a USA para dirigir el memorable drama sobre billar «El buscavidas» (1961) con Paul Newman, Piper Laurie, George C. Scott y Jackie Gleason, donde se mete en el submundo del juego y las pequeñas mafias. La pelicula tuvo un gran exito y Rossen fue nominado de forma triple (pelicula, director, guión adaptado). Su ultima pelicula fue el drama psicológico «Lilith» (1964) con Jean Seberg y Warren Beatty. Dos años despues de realizar el film Rossen murio a los 57 años. De Rossen he visto 7 de sus peliculas y me parece unos de los mejores directores de su epoca. «Johnny O’Clock» (1947) fue su debut como director y ya demuestra su enorme talento. La pelicula está muy bien dirigida, con un guion con mucho oficio, una magnífica fotografia y adecuada musica, un estupendo montaje y con muy buenas interpretaciones. El film tiene el mejor tono del cine negro clasico, se ve muy bien, tiene muy buen ritmo e interesantes reflexiones sobre el crimen, la violencia, el gangsterismo, el amor, la tración, la lealtad, etc…..Para amantes del genero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *