«Camino al paraiso» (1997) de Bruce Beresford. (AUSTRALIA-USA)

FICHA TÉCNICA

Producida por Greg Coote & Sue Milliken, producción ejecutiva de Graham Burke & Andrew Yap, co-producción ejecutiva de David Giles & Martin Meader & Graeme Rattigan, producción de Village Roadshsow & Planet Pictures & Samson Productions & YTC Motion Pictures Invesments, guión de Bruce Beresford & Betty Jeffrey (basado en una historia de David Giles & Martin Meader, basada a su vez en hechos reales), fotografia de Peter James, musica de Ross Edwards, montaje de Will Wellburn, diseño de producción de Herbert Pinter, direccion artística de Ian Gracie, decoración del set de Brian Edmonds, vestuario de Terry Ryan

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Glenn Close, Frances McDormand, Pauline Collins, Cate Blanchett, Jennifer Ehle, Julianna Margulies, Wendy Hughes, Johanna Ter Steeege, Elisabeth Springs, Pamela Rabe, Clyde Kusatsu, Stan Egi, David Chung, Sab Shimono, Penne Hackforth-Jones, Pauline Chan, Lisa Hensley, Susie Porter, Anita Hegh, Tessa Humphries, Lisa Scallon, Marta Dusseldorp

Género: Drama belico veridico. Duración: 1 hora 53 minutos

ARGUMENTO

Singapur, febrero de 1942. Un grupo de mujeres y niños occidentales son evacuados ante el inminente ataque del ejercito japonés. Pero el barco en el que viajan es hundido por la aviación nipona y los supervivientes son internados en un campo de concentración en Sumatra. Allí, un grupo variopinto e internacional de mujeres deberá aprender a sobrevivir durante tres años en condiciones infrahumanas. Vencerán su inicial insolidaridad y soportaran la crueldad de sus guardias japoneses gracias a un coro polífonico que promueven una aristocrata inglesa, una misionera protestante australiana y una monja católica holandesa.

CRITICA

Bruce Beresford es un director, productor y guonista de cine australiano nacido en Paddington, Nueva Gales del Sur, en 1940. Se crió en el Suburbio de Toongabie y asistio a la King’s School. En 1962 se mudó a Inglaterra, pero no logro conseguir trabajo en la industria cinematografica, por lo que aceptó un trabajó como montador cinematografico en Nigeria, donde permanecio dos años. Luego volvio a Australia, donde debuto como director con las comedias «The adventures ofBarry McKenzie» (1972) y «Barry McKenzie Holds his own» (1973) y «La noche de la elecciones» (1975), el drama juvenil «Adquiriendo sabiduria» (1977), el thriller «Asalto al furgón blindado» (1978), el drama belico judicial «Consejo de guerra» (1979), que fue un gran exito y fue nominada al Oscar a mejor guion adaptado y la comedia dramatica juvenil «Al diablo la pubertad» (1981). Luego acepto la oferta de Hollywood, realizando allí el drama «Gracias y favores» (1983), la biblica «Rey David» (1985), la comedia negra «Crimenes del corazón» (1986), en Australia «The fringe Dwellers» (1986), otra vez en USA la comedia dramatica «Paseando a Miss Daisy» (1989), la comedia romántica de intriga «Su coartada» (1989), el drama colonial «Mr. Johnson» (1990), la co-producción canadienseestadouidense «El manto negro» (1991), el drama familiar «En busca del amor» (1993), la comedia dramática «Un buen hombre en Africa»(1994), el thriller «Un testigo en silencio» (1994), el drama judicial Condenada» (1996), el drama belico veridico australiano-estadounidense «Camino al paraiso» (1997), el thriller «Doble traición» (1999), la coproducción inglesa-aleman-austriaca «La novia del viento» (2001), el drama veridico irlandes-estadounidense-aleman «Evelyn» (2002),en USA la tv-movie «Presentando a Pancho Villa» (2003) el thriller «The contract» (2006), el biopic australiano «El último bailarín de Mao» (2009), en USA las comedias dramaticas «Paz, amor y malentendidos» (2011) y «Mr. Church» (2016), la miniserie «Bonnie & Clyde» (2013), la miniserie «Raices» (2016), la tv-movie «Flint»(2017) y en Australia su ultimo film hasta el momento, «Las chicas de la galeria» (2018). De su filmografia he visto 8 de sus film y le considero un director valioso. «Camino al paraiso» (1997) es un de sus mejores films. Esta muy bien dirigido, escrito con talento, con una magnifica fotografia y musica, un entonado montaje y unas interpretaciones soberbias. El film tiene buen ritmo, un tono duro pero casi nunca se recrea en la violencia, trata de humanizar a los personajes japoneses y tiene reflexiones de gran calado sobre la guerra, la solidaridad, la amistad, el sufrimiento, la fortaleza humana, el egoismo, las convicciones religiosas, la esperanza, el esfuerzo común, el valor, etc……Muy recomendable.