«Salvar o morir» (2018) de Frédéric Tellier. (FRANCIA)

FICHA TÉCNICA

Producida por Julien Madon, producción ejecutiva de Daniel Delume co-producción de Nadia Khamlichi & Adrian Politowski & Bastier Sidorot, co-producción ejecutiva de Cloe Garbay, producción de Singe Man Productions & Mars Films & France 3 Cinema & Umedia, guión de David Oelhoffen & Frédéric Tellier (inspirado en hechos reales), fotografia de Renaud Chassaing, musica de Frédéric Tellier & Christophe Lapinta, montaje de Gwen Mallauran, casting de Laurent Nogueira, diseño de producción de Gwendal Bescond, dirección artística de Arnaud Bouniort, decoración del set de Arnaud Bouniort & Cécile Deleu

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Pierre Ninney, Anais Demoustier, Vincent Rottiers, Chloé Stefani, Sami Bouajila, Élisabeth Commelin, Amélie Bénady, Mostepha Bouabane, Calypso Buijtenhuijs, Yasin Houicha

Género: Drama. Duración: 1 hora 52 minutos

ARGUMENTO

Franck Pasquier está en la flor de la vida. Va a tener gemelas con su esposa Cecile, de la que está muy enamorado, pero además ejerce con gran entusiasmo su profesión de bombero, pues se presenta a un examen para ascender como jefe de operaciones de socorro en incendios, y tiene tanta vocación de servicio a los demás, que sobrelleva que muchos dias no todo sale bien, algunas veces no se consigue llegar a tiempo. La vida le pone a prueba cuando requieren a su unidad como refuerzo para un aparatoso incendio en un almácén. Durante la acción resulta gravemente herido.

CRITICA

Frederic Tellier es un director y guionista de cine francés nacido en 1980. Ha trabajado en t.v en series y varias tv.movies, debuto como director en el thriller veridico»El caso Sk1″ (2014), tras el cual ha dirigido el drama «Salvar o morir» (2018). He visto sus dos films como director y me parece que tiene talento. «Salvar o morir» está dirigida con oficio, escrita con talento, con una estupenda y realista fotografia, una adecuada musica, un montaje bien hilado, tiene muy buen ritmo,  y está muy bien interpretada, sobretodo por Pierre Ninney y Anais Demoustier. El film es muy dramatico, duro (sobretodo en su seguna parte), pero tremendamente humano y muy positivo, tiene buen ritmo, y reflexiones muy valiosas sobre la familia, el dolor, el trabajo en equipo, el sufrimiento, la amistad, el compañerismo, la solidaridad, la esperanza, la dignidad de todo ser humano, etc………Recomendable.