“Conociendo a Astrid” (2018) de Pernille Fischer Christensen (SUECIA-DINAMARCA)

FICHA TÉCNICA

Producida por Anna Anthony & Maria Dahlin, produccion ejecutiva de Suzanne Glansborg & Henrik Zein, co-producida por Joel Brandeis & Christoph Daniel & Thomas Elkilsson & Rene Erza & Tomas Radoor & Marc Schmidheiny & Dario Suter & Josefine Tengland, guión de Pernille Fischer Christensen & Kim Fupz Aakeson, fotografia de Erik Molberg Hansen, montaje de Kasper Leick & Asa Mossberg, musica de Nicklas Schmidt, casting de Jeanette Klintberg, diseño de produccion de Linda Janson, direccion artística de Sabine Elgelberg & Sandra Lindgren, decoración del set de Katharina Birkenfeld

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Alba August, Trine Dryholm, Henrik Rafaelsen, Marian Bonnevie, Magnus Kreeper, Bjorn Gustafsson, Mira Mitchell, Marius Damsley, Willy Ramney Petri, Live LeMoyne

Género: Drama biografico. Duracion: 2 horas

ARGUMENTO

Biopic sobre la adolescencia de la gran escritora sueca Astrid Lindgren (1907-2002), cuando era una niña discola,  risueña y muy despierta a la que cuesta encajar en la sociedad protestaste de Vimmerby, un pequeño pueblo sueco. A los 16 años quedo embarazada del maduro y casado editor de un periodico local donde trabajaba como secretaria. Su relacion adultera choco de frente con su educacion  y el ambiente familiar de la granja donde vivia con sus padres, un matrimonio piadoso con otros dos hijos.

CRITICA

Pernille Fischer Christensen es una directora de cine danesa nacida en Copenhage, Dinamarca, en 1969. Estudio direccion en la Escuela Nacional de cine de Dinamarca, donde se graduo en 1999 tras haber rodado los cortos “Honda, Honda” (1996), “The Girl Named Sister” (1997) e “Indien” (1999). Debuto en el cine con “Soap” (2006), film muy premiado en el Festival de Berlin, al que siguio “Dancers” (2008), “Una familia” (2010) y “Alguien a quien amar” (2014). De Christensen solo he visto “Alguien a quien amar”, que me gusto mucho. Ahora realiza un film sobre la primera juventud de la famosa escritora sueca infantil Astrid Lindgren (autora del gran personaje “Pippi Calzaslargas”). El resultado es un film bastante estimable. La direccion es fluida, el guion eficaz, la fotografia y musica preciosa, el montaje bien hilado y las interpretaciones magnificas. El film es melodramático y un poco duro, pero está contado con mucha sensibilidad y contiene reflexiones muy valiosas sobre la familia, la maternidad, la solidaridad, la hipocresia, la esperanza, la lucha con la adversidad, etc……Recomendable.