“El mejor verano de mi vida” (2018) de Dani de la Orden. (ESPAÑA)

FICHA TÉCNICA

Producción ejecutiva de Eduardo Campoy & Mercedes Gamero & Mikel Lejarza, producción de Alamo Audiovisual, guión de Dani de La Orden & Olatz Arroyo & Daniel Castro & Marta Suarez, música de Zacarias M. de La Riva, fotografia de Valentín Álvarez, montaje de Alberto Gutierrez, casting de Juana Martinez, vestuario de Saioa Lara, diseño de producción de Nauzet Rodriguez

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Leo Harlem, Toni Acosta, Alejandro Serrano, Maggie Civantos, Jordi Sánchez, Salva Reina, Berto Romero, Arturo Valls, Silvia Abril, Antonio Dechent, Isabel Ordaz, Juana Cordero, Gracia Olayo

Género: Comedia. Duración: 1 hora 27 minutos

ARGUMENTO

Curro se supone que tiene una estupenda preparación para ser asesor financiero, pero la vida es compleja, y le toca ser comercial vendiendo robots de cocina. El tipo fantasea pensando que va a colocar muchos aparatos, pero casi todos los coloca en el entorno familiar. Ahora el jefe ha puesto en marcha un programa de incentivos (quien venda mucho ascendera pero quien no sera despedio). En tal tesitura, su esposa Daniela empieza a estar un poco harta y amenaza con separarse. Por otra parte se acerca el verano y el imaginativo Curro promete a su hijo Nico de 9 años que si saca todo sobresaliente le pagará el verano de su vida. Contra pronóstico, el chico logra excelentes notas, y el padre se irá solo con Nico para vivir ese regalo inolvidable. Pero como no hay dinero para costearlo, tendrá que convercerle de que no hay vacaciones mejores que las que uno puede pasar en su propio pueblo.

CRITICA

Dani de la Orden es un director de cine español nacido en Barcelona en 1989. Ha dirigido las películas “Barcelona, noche de verano” (2013), “Barcelona, noche de invierno” (2015) y “El pregón” (2016). No he visto ningun film suyo y me ha sorpendido gratamente “El mejor verano de mi vida”, divertida, amable y positiva comedia. La dirección es muy fluida, el guión no es muy original pero está bien desarrollado, la fotografia es muy bonita, la musica preciosa, el montaje bien hilado y muy bien interpretado, sobretodo por Teo Harlem. El film sorprende por su tono amable y positivo, es muy entretenida, se ve muy bien y contiene reflexiones muy valiosas sobre la unidad familiar, la avaricia y la poco ética actuación de ciertas empresas, etc……Recomendable.